Documento elaborado por Eric Carafi y Alejandra Pinto de Reprofich Santiago en torno al tema Filosofía y Enseñanza Técnico Profesional.

 

FILOSOFIA Y ENSEÑANZA MEDIA TÉCNICO PROFESIONAL: UNA TAREA PENDIENTE.

 

Los profesores de filosofía agrupados en la Red de Profesores de Filosofía de Chile, consideramos necesaria la presencia de la filosofía en la educación técnico profesional ya que la implementación de La Reforma hizo desaparecer definitivamente la filosofía en esta modalidad de educación.

La Reforma implementada por Eduardo Frei Montalva en la década del 60 consagró a la filosofía como asignatura obligatoria tanto en la Educación Científico Humanista, como en la Educación Técnico Profesional.

Posteriormente, con otro marco legal, la filosofía continuó manteniendo una presencia de hecho en la formación de trabajadores técnicos de nuestro país.

La implementación de los nuevos planes y programas materializada en el Decreto 220 para la educación, de la actual Reforma Educativa, presenta una incongruencia con relación a la Ley Orgánica Constitucional de Educación, LOCE, de 1990.

En el artículo 13º plantea como requisito mínimo de egreso para los alumnos y alumnas de Enseñanza Media:

"Articulo 13º Para lograr los objetivos generales señalados en el artículo anterior, los alumnos de enseñanza media deberán alcanzar los siguientes requisitos mínimos de egreso:

  1. Adquirir y valorar el conocimiento de la filosofía, de las ciencias, de las letras, de las artes y de la tecnología, con la profundidad que corresponda a este nivel, desarrollando aptitudes para actuar constructivamente en el desarrollo del bienestar del hombre."

(La cursiva es nuestra).

Esta incongruencia se produce del siguiente modo:

El artículo 13 de la Loce plantea en el inciso a como requisito mínimo de egreso para los alumnos de enseñanza media, sea cual sea su modalidad: adquirir y valorar el conocimiento de la filosofía, y otras áreas del conocimiento.

Sin embargo el decreto 220 para la modalidad técnico profesional no establece la presencia de la filosofía en el curriculum de esta modalidad de enseñanza.

Aún reconociendo las diferentes modalidades de educación media que la misma Loce establece y que permiten básicamente dos posibilidades a los egresados del sistema educacional: "Dicha enseñanza (la media) habilita por otra parte, al alumno para continuar su proceso educativo formal a través de la educación superior o para incorporarse a la vida del trabajo". Entendemos que la educación técnico profesional está encaminada a cubrir esta última posibilidad.

Sin embargo el marco curricular que se establece para la educación técnico profesional presenta un marcado sesgo discriminatorio con respecto a los requisitos mínimos de egreso de la propia Loce.

Demos una breve contextualización de cuáles son los alumnos y alumnas que ingresan a esta modalidad de educación.

Según el informe Evaluación del marco institucional de la educación media técnico profesional elaborado por un equipo investigados del Departamento de Economía de la Universidad de Chile, para el Ministerio de Educación, en 1997, y que cubre el estudio de la educación técnico profesional entre los años 1980 y 1996,

1. El 44% de los estudiantes chilenos ingresa a la educación técnico profesional.

2. Las familias de los alumnos de enseñanza técnico profesional reciben un ingreso mensual promedio de 67.000 pesos.

3. Casi el 70% pertenece a los 3 quintiles de ingresos más bajo per capita.

De acuerdo a esta información, se infiere claramente que las personas que ingresan a la educación técnico profesional provienen de sectores con pocas posibilidades de desarrollarse en el ámbito cultural para los cuales la educación formal representa quizás la única instancia de desarrollo humano general, de integración al medio socio cultural y de socialización de las nuevas generaciones. Implicando con esta imposibilidad un deterioro en el desarrollo cultural de todo el país, no sólo en cuanto a la generación de cultura y modelos culturales propios sino que también el acceso a los ya existentes.

Entendemos el proceso educativo como la instancia en la que el ser humano se construye como sujeto individual y colectivo para dotar a su vida de sentido, entender al mundo, reflexionar sobre su actuar, participar en la comunicación, soñar mundos posibles, cultivar su voluntad y su querer…

En este sentido la filosofía en el curriculum y en el aula constituye la posibilidad de una instancia que colabora de manera fundamental y protagónica en la consecución de los objetivos principales del proceso educativo.

Es así como los profesores de filosofía agrupados en la Reprofich, planteamos la necesidad de incorporar oficialmente la presencia de la filosofía en el curriculum de todos los escolares de chile, en especial en la enseñanza media técnico profesional instancia en la que en este momento está ausente.

Partimos de la base que a todos los estudiantes se les debe considerar como individuos iguales en derechos y oportunidades de desarrollo, por lo tanto la enseñanza de la filosofía debe estar al alcance de todos y todas los estudiantes, tanto en la educación científico humanista como en la técnico profesional, permitiéndoles:

Todas estas posibilidades que efectivamente permite la filosofía en el aula, están siendo negadas en la medida en que se la excluye del curriculum de ese 44% de alumnos y alumnas que ingresan a la educación media técnico profesional.

Hemos argumentado desde nuestro quehacer y reflexión con el objetivo de que esta situación se revierta.