UNA DECLARACIÓN A FAVOR DE LAS NUEVAS IDEAS SERIAS PARA UNA PRAXIS SERIA .-

En Talca, los profesores de Filosofía hemos estado siempre atentos a los avatares de la nuevas implementaciones curriculares de la Reforma Educacional.

Luego, de conocer las decisiones tomadas para el Programa de Filosofía en Tercer año Medio comenzamos a concertarnos para analizar que consecuencias tendría esta determinación para nuestra sector y, de este modo, emprender acciones con el objetivo de defender nuestra menoscabada posición. Así fue, que comenzamos a participar en la REPROFICH desde Marzo del presente año con el propósito de crear una nueva propuesta programática para la asignatura.

Este movimiento ha sido posible debido a que al igual que los otros participantes de la Red, nosotros hemos tomado en serio nuestro rol de educadores y nuestra participación en la construcción de una sociedad democrática y libre. Sabido es que las nuevas ideas propugnadas por el discurso reformador se orientan en esta línea de fundamentación teórica sobre la base de la creación de una sociedad democrática por la cual se justifica la crítica, la racionalidad, la tolerancia, el respeto, la libertad y, especialmente, la igualdad y equidad dentro de una sociedad progresiva. Sin embargo, estas ideas, a pesar de ser seriamente sostenidas no están de igual forma implementadas en la práctica. En otras palabras, la legitimidad de estas fundamentaciones han alcanzando legalidad a partir de decisiones e intereses creados que , no obstante, a la hora de la legitimación práxica (entre los docentes secundarios, universitarios y estudiantes universitarios del país) no ha alcanzado su objetivo. En este sentido, el discurso pierde su seriedad porque en él opera un seria contradicción, a saber: generar jóvenes críticos para una sociedad democrática desde una educación implementada para enseñar a pensar, a decidir y a hacer de sus vidas libres y responsables. Esta es la consigna del discurso, sin embargo, al llevarlo a cabo no hay conciencia de la verdadera importancia y función de la filosofía por cuanto este programa reformista nos sitúa en una posición secundaria dentro de nuestra labor.

El trabajo de la red se inicia para solucionar este problema. Generar una propuesta teórica y práctica seria que lleve implícita la solución a la contradicción Esta es la tarea que tenemos. Tarea que para realizarla necesitamos contar con el apoyo y ayuda de todos los afectados. Los invitamos a participar en forma comprometida y seria para reinvidicar nuestra filosofía.

Desde Talca legítimamente representada por Pedro Sepúlveda Olivero. Profesor de Filosofía.