DESEO DE SER PIELROJA.

La obra Deseo de ser Piel Roja expone como tema principal la actitud hostil que tenemos nosotros mismos como parte de una sociedad que esta llegando a ser tan dura y cruel como lo fueron los campos de concentración en Alemania y que la única aparente forma de salir ileso de una sociedad salvaje es seguir la corriente a quienes tienen el poder y dejar atrás las cosas importantes como tus ideales, sueños, intereses, etc.

En el desarrollo de la obra el protagonista es forzado a cambiar su mentalidad jugando con su mente y tratando de confundirlo haciéndolo creer que es él el que está equivocado, sin embargo al final de la obra él fue más inteligente pues logró que por lo menos cada uno de ellos viera una pequeña parte de lo que alguna vez fueron y temían reconocer. (la mujer se sube al caballo pensando engañarlo y seguir su juego, pero sintió por un minuto la libertad, luego ella misma la desecho)

La interrogante con respecto a este punto de vista a partir de esa venda que en la obra de teatros tenían en sus ojos 3 de los actores, y que representaba la manipulación y negación por ver la realidad la cual era devastadora y triste żestá puesta por una decisión personal de seguir adelante no importando y dejando de lado mí integridad, para no ser marginado y terminar en lucha constante de independencia y comprensión o es impuesta por un poder, una sociedad que muestra una realidad falseada y manoseada de la verdad no dejando espacio para la autonomía y diversidad de opinión evitando así la confrontación para exigir más equidad y justicia sin importar cual es tu rol como ciudadano?

Como primera hipótesis puedo decir que nuestra sociedad actualmente está sufriendo frecuentemente cambios y puede ser factible que un poder mayor nos este mostrando algo que esta incompleto y que cada vez más personas en la mayoría jóvenes, se están dando cuenta de esto, aunque por años la gente siempre ha sentido algún tipo de engaño, quizás es porque de a poco nos hemos ido defraudando. Sin embargo el sistema es tan avasallador que nos impone reglas que pueden estar en contra de nuestro valores y creencias y sin embargo las realizamos sin ninguna objeción porque estamos tan acostumbrados a seguir ordenes, que hemos dejado de pensar por nosotros mismos y ese puede ser el punto mas importante. En otras palabras nos hemos olvidado de lo satisfactorio que es tomar las propias decisiones sobre la base de una limpia realidad, lo cual es totalmente difícil hoy en día; porque se han cometido tantos errores durante la historia que las grandes instituciones de poder piensan que tapar nuevos errores será la forma de seguir adelante y hacernos olvidar el sufrimiento de tiempos pasados como lo fueron los campos de concentración, los cuales fueron tomados como base para realizar la obra de teatro mencionada.

La segunda hipótesis sería nuestro propio engaño, tal vez inconsciente, osea autocensurarnos, y convecernos de que todo está bien, y no hay personas que sufren, que también mueren de hambre, que hay niños en las calles perdiendo su inocencia para poder comer, que nuestros recursos naturales están cada vez más desgastados, pero no nos importa, total todavía yo no he sentido hambre ni frío, entonces no tengo por que preocuparme por el otro. Cada uno vela por si mismo ("hora de la comida, toman su pedazo de pan lo comen, pero no miran al lado, toman agua, si sobra la guardo para mi, o la boto, pero no te doy")

Como conclusión creo que somos cada uno de nosotros quienes nos cubrimos los ojos y el alma, culpamos "al poder" pero nosotros somos tan, y a veces más crueles de lo que esto pueden haber sido, quizás ellos te imponen el egoísmo e individualismo pero nosotros no nos encargamos de desecharlo y eso nos hace más responsables. Pienso que el cambio es personal de pequeñas acciones y actitudes, no es necesario cambiar el mundo sino nuestra mentalidad robotizada, autoprogramada y no impuesta, como la de algunos piensan.

El mayor problema es que delegamos la responsabilidad porque nos da susto mirarnos en lo que nos estamos convirtiendo, estamos enterrando los sueños del otro para así realizar los propios creyendo que esa es la forma de lograr nuestros egoístas ideales.